Header Ads

SALMO 27 PARA EL MIEDO Y LA SOLEDAD

SALMO 27 EL ANTÍDOTO PARA EL MIEDO Y LA SOLEDAD

Muchos cuando nos vem,os en peligro, es cuando nos acordamos de Dios y Oramos fervientemente por su protección y es cuando tambien recurrimso a lso salmos y entre ellois econtramos especialmente el Salomo 27 para vencer el miedo y la soledad.

Salmo 27 El antídoto para el miedo


Todavía estoy seguro de esto:

Veré la bondad del SEÑOR

en la tierra de los vivos.

~ Salmo 27:13 (NVI).

Mientras repasaba los catorce versículos del Salmo 27, estaban los famosos, particularmente los versículos 1, 4 y 14, pero siempre, donde puedo, me gusta elegir la pequeña pepita escondida de la que la mayoría de la gente no escucha. , debido al enfoque sesgado en versos de uso más común.

El problema es que algunos versículos de uso común se vuelven casi un cliché y el valor desaparece, nos distanciamos de su poder eterno.

Una vez supe de un grupo de jóvenes que usó el Salmo 27 como su grito de captura y creo que de hecho es un buen salmo para el jugador más joven. Habla de inocencia y casi ingenuidad; quizás sea mejor decirlo como una 'ingenuidad de la fe', también conocido como el corazón después de Dios. Después de todo, se le atribuye a David.

Habiendo dicho eso, todos somos 'jugadores jóvenes' en este lado de la eternidad, nunca realmente 'lo logramos'.

 

Lidiando con el miedo

Muchas personas intentarán aferrarse a la lógica de la Palabra de Dios y, sin embargo, seguirán luchando inmensamente contra el miedo. He estado allí, he hecho eso, incluso lo he marcado... tal vez.

Pero el miedo es algo tan tremendamente insidioso que nos abruma cuando menos lo esperamos o nos preparamos para él. Nos abruma la desesperanza.

En el contexto del salmo, quizás David haya invertido y construido su fe de tal manera, que al apoyarse siempre en Dios, conoció poco miedo incapacitante, incluso en medio de algunas situaciones terriblemente aterradoras.

El miedo a los estímulos conocidos es una cosa; la ansiedad, ese tipo maligno de miedo generalizado, es otra cosa totalmente distinta. Casi tememos estar ansiosos porque no solo nos sentimos asustados sino también locos: desafía la explicación racional. Es como, "¿De dónde viene esto?"

 

Meditando en el Salmo 27 - Para reforzar la fe en subyugar el miedo

Lo que funciona lentamente, pero nunca más seguro, es el proceso de meditar en la Palabra de Dios.

Funciona de una manera divertida. Cuando invertimos en una lectura del Salmo 27, tal vez diez o veinte veces al día, o cuando oramos intensamente sobre él, durante una temporada, veremos los resultados, si somos lo suficientemente consistentes y determinados al respecto.

 

Nuestra fe de alguna manera se está incrementando

Dios obra de esta manera casi inexplicablemente, aunque también hay algunas explicaciones psicológicas sólidas.

Tarde o temprano hemos programado la mente para reaccionar como lo hizo David. El corazón todavía puede detectar el miedo, nada cambia allí, pero la mente aprende rápidamente la capacidad de no creer todo lo que ve. La mente está finalmente 'habilitada' - contra el miedo - de esta manera.

La mente se rebela contra el corazón frágil a veces y lo adapta a lo que es la realidad: esa realidad que es real, pero lo que a menudo no podemos ver en nuestros tiempos se estremece de miedo.

 

Ahora, ¿dónde encaja la 'soledad'?

La mayoría de nosotros conoce muy bien la soledad. Por lo general, viene sin ser invitada. Posiblemente también hayamos conocido la soledad en la sala teóricamente abarrotada; es quizás uno de los peores tipos.

 

La soledad es a menudo el antecesor del miedo

Espiritualmente, al diablo le gusta aislarnos y dejarnos solos antes de ponerse a trabajar en plagarnos de dudas, lo que comienza a destruir nuestra confianza; de ahí que nos haga dudar de nuestra fe en la bondad de Dios.

 

El Espíritu Santo: poderoso para salvarnos en nuestros momentos de necesidad

Lo bueno es que cuando nos enfocamos en meditar en el Salmo 27, lenta pero segura, la Presencia morada del Dios vivo santo y poderoso, el Espíritu Santo, comienza a competir por nosotros, ayudándonos a creer y, lo más importante, ayudándonos a conocer en un nivel mental que creer.

Es con este tipo de perspectiva que podemos ver la verdad en el versículo perfilado en la parte superior.

Nuestra confianza es tal que vive con nosotros, lo que nos permite ver verdaderamente la bondad de Dios en esta tierra de los vivos. Comenzamos a ver de manera rutinaria y aleatoria las asombrosas e innumerables bendiciones de la vida.

Y esto nos catapulta a nuevas estratosferas de la vida de fe nunca antes conocida.

Realmente no hay límite para esta bienaventuranza conocida de la Presencia del SEÑOR.

 

Jehová es mi luz y mi salvación

¨Salmo de David.

27  Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
    Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.

Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.

Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.

Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
Me ocultará en lo reservado de su morada;
Sobre una roca me pondrá en alto.

Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean,
Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo;
Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.

Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo;
Ten misericordia de mí, y respóndeme.

Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro.
Tu rostro buscaré, oh Jehová;

No escondas tu rostro de mí.
No apartes con ira a tu siervo;
Mi ayuda has sido.
No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.

10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran,
Con todo, Jehová me recogerá.

11 Enséñame, oh Jehová, tu camino,
Y guíame por senda de rectitud
A causa de mis enemigos.

12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos;
Porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.

13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.

14 Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová. 

¨

No hay comentarios

Más Leídas

Con la tecnología de Blogger.
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más