Header Ads

EMPIEZA EL DÍA DE LA MANO DEL SEÑOR – ORACIÓN DE LA MAÑANA

CON LA ORACIÓN DE LA MAÑANA COMENZAMOS EL DÍA EN MANOS DEL SEÑOR

Cuántas veces no hemos escuchado la frase El que madruga Dios lo ayuda. Puede que si sea cierta, pues si te levantas temprano a trabajar por tus sueños, día tras día, tarde o temprano estos sueños se harán realidad con el favor de Dios.

Sin embargo, hoy no quiero hablarles de madrugar o despertar primero que todos, porque así realmente no se conquista el mundo espiritual.


ORACIÓN DE LA MAÑANA
ORACIÓN DE LA MAÑANA

La competencia a tales extremos no es beneficiosa para la salud espiritual.

Lo que sí quiero hablarles es sobre despertar de la mano del señor. Dar gracias a dios por un nuevo día y, sobre todo, tener la certeza de que nos acompañará siempre que le abramos las puertas.

Al despertarnos, el Señor nos entrega con mucho amor una nueva oportunidad. Y queda de parte de nosotros recibirla de buena o mala manera.

Sin importar las luchas que estás librando. Un nuevo día es una bendición. Al despertar tenemos que hacerlo de buena manera. Y te comparto lo que mejor me ha funcionado para pasar el resto del día con alegría y regocijo en Cristo Jesús.


1.    Agradecer

Agradece a Dios un nuevo amanecer. Dale las gracias por todos esos pequeños detalles que a veces ni tomamos en cuenta. Pero al final, son esas pequeñas cosas que Dios nos regala lo que nos hace feliz plenamente.


2.    Ábrete al señor y confía 

Dar gracias a Dios por un nuevo día no es suficiente. Hay que abrirnos a él y confiar plenamente.

Imagina por unos segundos como quieres pasar este nuevo día. Quizás quieres nuevas aventuras, nuevos conocimientos o tal vez solo quieres un día lleno de tranquilidad y paz mental.

Todo es posible de la mano del señor. No dudes ni un segundo en que no va a ser así, pues, estás con el Señor y él todo lo puede.


3.    Oraciones de la mañana para dar gracias a Dios

Más adelante te dejamos una oración para que te sirva de guía. Sin embargo, para aprender cómo orar en la mañana, no es necesario que te sepas uno o cientos de oraciones de memoria.

Lo importante es sentir con el corazón las palabras que salen de tu boca. Encomendarte al Señor y tener la convicción de que realmente él está ahí a tu lado.

Cuando logras este nivel de seguridad, tu vida cambia por completo. Te empiezas a sentir más seguro, tomas más riesgos y se te presentan más oportunidades.

Sin embargo, esto no es cuestión de un día o dos. A Dios le gusta que seamos constantes y avancemos paso a paso a su gloria.

Con la armadura del señor, tendrás la certeza de que todo lo puedes lograr. Siempre que estés al lado de él, nada te faltará.

Para terminar, te dejamos la oración más completa que pude conseguir para las mañanas.

Recuerda hacer tu reflexión final y dejarla en la sección de comentarios. Estaremos leyendo y respondiendo a cada uno de ustedes.

Éxitos y que Dios los bendiga.


Salmo 5

Al tocar la luz del día mis ojos, Señor,
mi corazón se levanta hacia tí en busca de tu mirada.

Escucha las palabras de quien siente la vida de nuevo,
y estate atento, Señor; cercano a mi mano abierta,
Da respuesta a mi pregunta; ayúdame en mi inquietud,
tú que eres mi Señor, en quién yo confío.

A tí abro mi ser, mis ganas de vivir, mi despertar;
de mañana en tus manos pongo mis miedos, mis ilusiones;
de mañana, en tus ojos pongo la pureza u sinceridad
de mi búsqueda,
de mañana en tu camino, quiero dirigir mis pasos.

Oye mi voz, Señor, tú que eres bueno y compasivo
y alienta mi vida que busca en tí luz y calor.

Mira, Señor, mi corazón pobre, que como un gorrioncillo
busca abrigo en tus manos, toma mi arcilla
y moldéala según los proyectos que tienes para mí este día
Quiero estar ante tus ojos y dejarme penetrar por tu mirada;
delante de tus ojos, Señor, me siento pequeño y frágil.

Derrama al comenzar la mañana tu ternura y tu bondad
para que mi corazón se sienta fuerte y animoso.

Señor, aparta de mi camino el mal que me rodea,
y no dejes que este día la mentira se adueñe de mí.
dame mansedumbre y humildad para que mi corazón, Señor,
no sea hoy violento ni haga juego sucio a nadie.

Confío en la abundancia de tu amor y camino hacia tí
firme de que me acoges en tu casa. Haz. Señor,
que camine hoy en tu presencia y que tema apartarme de tí.

Guíame, Señor, tú que eres bueno y santo;
guíame hacia la luz y que camine como hijo de la luz;
guíame y allana mi camino para que sea fiel a tu ley.
y tu camino, Señor, Sea hoy la pasión de mi corazón joven,
y que tu Espíritu Santo me ayude en cada paso.

Que mi boca, Señor, sea hoy la expresión de mi interior;
que mis palabras arranquen de lo profundo y sean verdaderas.

Señor, dame un corazón limpio para que te pueda ver,
Señor, dame un corazón de pobre para que viva hoy tu reino,
Señor, dame un corazón misericordioso, para que derrame misericordia,
Señor, dame un corazón lleno de paz, para que sea hijo tuyo,
Señor, dame un corazón que tenga hambre y sed de justicia
para que sea saciado y haga tu voluntad;
Señor, dame un corazón manso para que posea la tierra,
Que mi corazón se alegre y se regocije hoy,
porque todo lo espero de Tí Dios mío.

A tí me acojo, Señor, al comenzar el día, protégeme.
En tí pongo mi confianza como un niño en su madre, ayúdame.
A tí abro mis proyectos y los planes de este día, acompáñame
A tí ofrezco lo que soy y lo que tengo, acógelo.

A tí que eres Dios de la vida, te pido fuerza, anímame.
Mi corazón te ama y, lleno de gozo exulta en tí.

Bendíceme, Señor, guíame por el camino justo;
como un gran escudo defiéndeme, sé mi fortaleza.

Que tus alas, Señor, me cobijen y guarden
mientras yo voy viviendo el día de hoy.


No hay comentarios

Más Leídas

Con la tecnología de Blogger.
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más