Header Ads

LAS PALABRAS DEL SEÑOR EN TÍ

DIEZ RAZONES POR LAS QUE NO DEBES ESTAR VACÍO DE LAS PALABRAS DE DIOS

Estar vacío de la palabra de Dios es ser engullido por el sentimiento de vacío. Este es un sentimiento que hace que la existencia sea insoportable. La vida tiene mucho que ofrecerte, pero si te faltan las palabras de Dios, no obtendrás nada más que una vida vacía. Este artículo le da las razones por las que no debe quedar sin las palabras del Señor.

Es el Espíritu el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo les he hablado son espíritu y son vida - Juan 6:63 (NKJV)

Porque la Palabra que Dios habla, está viva y llena de poder [haciéndola activa, operativa, vigorizante y eficaz]; es más afilada que cualquier espada de dos filos, penetrando hasta la línea divisoria del aliento de vida (alma) y el espíritu [inmortal], y de las coyunturas y la médula [de las partes más profundas de nuestra naturaleza], exponiendo, tamizando y analizando y juzgar los mismos pensamientos y propósitos del corazón - Hebreos 4:12 (AMP)

El vacío es un sentimiento de falta de significado o propósito, puede llegar a un punto de entumecimiento emocional, frustración o desesperación y puede ser el resultado de un duelo o un cambio repentino en la vida. El vacío es una sensación de desesperanza, baja autoestima y falta de motivación.

Muchas personas han tratado de llenar este sentimiento de vacío a través de la comida, las compras espontáneas, la inmoralidad, la adicción a las drogas y el acoso. Desafortunadamente, estas formas nunca ayudan; en cambio, te dejan peor que antes.

Sin embargo, la palabra de Dios ha demostrado ser la solución a los sentimientos de vacío. La palabra del Señor es tan vigorizante y poderosa que tiene la capacidad de atender su espíritu, alma y cuerpo. Es capaz de exponer, analizar y juzgar los propios pensamientos y propósitos del corazón. El salmista en el Salmo 119 entendió la eficacia de la palabra de Dios y se tomó el tiempo para revelar las maravillas en Su palabra (Salmo 119: 18). Te animo a leer y meditar en el Salmo 119.

 

Las razones por las que no debes estar vacío de las palabras de Dios

Las palabras del Señor son espíritu y vida - Juan 6:63

Este mundo está gobernado por fuerzas espirituales y solo puedes hacerlo caminando en el espíritu. La palabra de Dios es espíritu, así que caminar en la palabra de Dios es entender los principios del mundo y someterlo - Génesis 1:28. Además, cuando tienes la palabra de Dios dentro de ti, tienes vida: vida en tu espíritu, mente, huesos, tuétanos y órganos. La vida dentro de ti extingue cualquier vacío. Por eso Dios nos animó en Efesios 5:18 a ser llenos del Espíritu que da vida.

 

La palabra de Dios está firme para siempre -Salmo 119: 89

Como dice la Biblia en versión ampliada, la palabra de Dios permanece firme como los cielos. Desde que Dios creó los cielos, no ha habido alteración alguna; aun así ha sido la palabra de Dios y todo lo que Él dijo es lo que sucede. También el cielo y la tierra pueden pasar, pero la palabra del Señor no pasará, permanece para siempre - Mateo 24: 34-35. Por eso, cuando estás lleno de las palabras del Señor, estás seguro de tu vida, de tu futuro y de todo lo que te concierne porque sus palabras en ti prevalecerán siempre sobre cualquier circunstancia contraria.

 

La palabra de Dios es verdadera - Salmo 119: 160

La totalidad de Su palabra es verdad. No hay "pero" en Sus palabras, Él dice lo que quiere decir y quiere decir lo que dice. No hay sombras en Sus palabras porque Él no es hombre para que mienta - Números 23:19. Lo que Él dijo si no hubiera sucedido, sucederá.

 

Eres un ser espiritual - 1 Tesalonicenses 5:23.

Eres esencialmente un espíritu, tienes un alma y vives en un cuerpo. Por eso cuando alguien muere, el cuerpo permanece y se descompone porque lo que le da vida, el espíritu, se va. Y la palabra de Dios es el alimento del espíritu. A medida que te llenas de la palabra de Dios, tu espíritu adquiere un dominio absoluto sobre tu alma y tu cuerpo, lo que te da control sobre tu entorno con las mismas palabras del creador.

 

No te hiciste a ti mismo - Salmo 119: 73

Cada producto tiene un manual de operación por parte del fabricante. La adherencia a ella saca lo mejor del producto; de lo contrario, se convierte en un abuso. Así también, Dios quien te creó (Salmo 139: 13) tiene las escrituras (Su palabra) como Su manual para vivir en la tierra y si quieres vivir y disfrutar esta vida sin los sentimientos de vacío, entonces debes seguir constantemente Sus instrucciones como escrito en las escrituras.

¡Dios Te Bendiga!

No hay comentarios

Más Leídas

Con la tecnología de Blogger.
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más